¿Hablamos?
Inicia/regístrate

LA RESISTENCIA AL IMPACTO DE LOS PAVIMENTOS

Os contamos cómo se realiza el ensayo EN13329 y su importancia a la hora de categorizar la clase de uso

En el post anterior hablábamos sobre cómo se clasifican los suelos, y los aspectos que se tienen en cuenta a la hora de darles el etiquetado de Clase de Uso.  Además de la prueba Taber de resistencia a la abrasión, cada suelo debe superar otros ensayos, para poder estar dentro de una de estas categorías que os recordamos:

Clase 21 – Uso doméstico moderado.
Clase 22 – Uso doméstico general.
Clase 23 – Uso doméstico intenso.
Clase 31 – Uso doméstico intensivo – comercial moderado.
Clase 32 – Uso doméstico intensivo – comercial normal.
Clase 33 – Uso doméstico intensivo – comercial intensivo.
Clase 34 – Uso doméstico intensivo – industrial moderado.

Queremos centrarnos ahora en las pruebas que se hacen para cumplir con la norma EN13329 y EN438, la resistencia al impacto. Se trata de comprobar como afecta la caída de objetos en un pavimento, y qué hendiduras pueden crearse cuando hay cargas puntuales pesadas o golpes. 

La resistencia al impacto se obtiene mediante dos métodos de ensayo combinados. Uno de ellos se conoce como impacto por bola grande y otro por bola pequeña o percutor.

El ensayo con la bola de pequeño diámetro
Consiste en disparar con un percutor una bola. Se coloca en una máquina calibrada y se dispara con distintos niveles de fuerza en la muestra, hasta que se rompe la superficie. La máxima fuerza con la que se carga el muelle que golpea la bola sin producir rotura, se anota como resultado del ensayo en Newtons (unidad de fuerza).

El ensayo con la bola de gran diámetro
Consiste en dejar caer una bola de acero sólida de un peso y diámetro específicos sobre la muestra desde alturas graduales, a intervalos de 50 mm. Se registrará la altura  máxima desde la que se producen fisuras o roturas, o una huella de más de 10mm de diámetro. Cuanto mayor es la altura, mayor es la resistencia al impacto.


Los niveles IC1, IC2 y IC3 son los estándares para medir la resistencia al impacto, siendo IC3 el nivel más alto de resistencia. En esta tabla se puede ver como se determina la clase de impacto adecuada.

La medición al impacto es una característica importante a tener en cuenta al elegir un suelo laminado, ya que indica su capacidad de resistir golpes y daños ocasionados por objetos. Se debe considerar este resultado sobre todo en áreas de alto tráfico y en lugares como gimnasios, oficinas, hoteles.. 

A un suelo laminado que al ensayar con la bola grande empieza “romper” a partir de 1400 mm de altura de caída y en el ensayo de bola pequeña “rompe” al cargar el percutor con 15 Newtons o más, le corresponde una clasificación por impacto IC2. Si en el ensayo de Abrasión obtiene AC4 y cumple el resto de propiedades de la tabla,  se clasifica como Clase 23, 32. Para obtener clase 33 se debe obtener resultados de abrasión AC5 y de impacto IC3 (mayor de 1600 mm y mayor de 15 N)

Suelo laminado AC5 Finfloor Roble Titanio. Centro deportivo Gym Evolucio.

Suelo laminado ultracompacto Hi Floor de Flint. Gimnasio Valmojado.

Variedad

Trabajamos con marcas de calidad, líderes en el mercado. Contamos con un amplio catálogo de productos.

Transporte propio

Ofrecemos un servicio de transporte a obra propio a un radio de 30km desde nuestros almacenes.

Amplio stock

Disponemos de más de 100.000m2 de material en stock, lo que nos ayuda a ofrecer un servicio inmediato.

Showrooms

Contamos con varios showrooms donde podrás asistir con tus clientes y recibir asesoramiento comercial personalizado.

Mamperlanes

Fabricamos mamperlanes a medida para tu proyecto en nuestro taller de carpintería propio.

group_work Consentimiento de cookies